Shop

La descomposición del marxismo

$800.00

Durante mucho tiempo los escritores socialistas pensaron que Marx había creado un cuerpo de doctrinas que permitía llegar a este triple resultado: demostrar que los ataques de las clases obreras dirigidos hacia el capitalismo son las consecuencias científicas de un análisis de la producción; basar en la filosofía la confianza en una revolución inminente que reemplazaría el capitalismo por el comunismo; encontrar, por vía de una nueva investigación de la historia, reglas propias para dirigir, de manera muy segura, la política de los partidos revolucionarios. En Alemania el sistema marxista estaba considerado como fuera de cualquier crítica; la debilidad de la argumentación que los profesores de las Universidades habían opuesto al marxismo justificaba, de alguna manera, el orgullo de sus partidarios.

La actitud de los discípulos de Marx contribuyó mucho a hacer estéril toda crítica; es que, efectivamente, la crítica se ejerce normalmente sobre los desarrollos que produce una escuela a partir de la doctrina de un maestro, y no tanto sobre la misma doctrina. Pero ocurre que los marxistas, en lugar de desarrollar la obra magistral, se entregaron a fantasías tan numerosas que las personas serias generalmente no los consideraron como interpretes autorizados de Marx. Por lo tanto, este permaneció aislado.

  • ISBN 9789871489756
  • Cantidad de páginas: 96

 

Agotado

Categoría: Etiquetas: , , ,

Georges Sorel

Georges Sorel nació en Cherburgo, Francia, el 2 de noviembre de 1847. Estudió en la Escuela Politécnica de París y se desempeñó como ingeniero civil en el Departamento de Puentes y Carreteras de esa ciudad. Fue considerado, a principios del siglo XX, como un teórico audaz que logró unir las concepciones de Marx, Proudhon y Bergson. Impulsor del sindicalismo revolucionario, Sorel terminó siendo apropiado por el fascismo de Benito Mussolini; sus ideas también influyeron en el pensamiento de Lenin. En la década del ‘60, el interés de la filosofía de Sorel fue impulsado nuevamente, a partir de la corriente anarcomarxista. Sorel murió el 4 de septiembre de 1922, en Boulogne-Sur-Seine.

Descripción

Durante mucho tiempo los escritores socialistas pensaron que Marx había creado un cuerpo de doctrinas que permitía llegar a este triple resultado: demostrar que los ataques de las clases obreras dirigidos hacia el capitalismo son las consecuencias científicas de un análisis de la producción; basar en la filosofía la confianza en una revolución inminente que reemplazaría el capitalismo por el comunismo; encontrar, por vía de una nueva investigación de la historia, reglas propias para dirigir, de manera muy segura, la política de los partidos revolucionarios. En Alemania el sistema marxista estaba considerado como fuera de cualquier crítica; la debilidad de la argumentación que los profesores de las Universidades habían opuesto al marxismo justificaba, de alguna manera, el orgullo de sus partidarios.

La actitud de los discípulos de Marx contribuyó mucho a hacer estéril toda crítica; es que, efectivamente, la crítica se ejerce normalmente sobre los desarrollos que produce una escuela a partir de la doctrina de un maestro, y no tanto sobre la misma doctrina. Pero ocurre que los marxistas, en lugar de desarrollar la obra magistral, se entregaron a fantasías tan numerosas que las personas serias generalmente no los consideraron como interpretes autorizados de Marx. Por lo tanto, este permaneció aislado.

Información adicional

Peso 0,2 kg
Dimensiones 13 × 0,2 × 20 cm
Traducción de:

Mikael Gomez

  • ISBN:
  • Género:
  • Traducción de:
  • Cantidad de Páginas:
  • Formato:
  • Edición:
  • Tipo de edición:
f
1942 Amsterdam Ave NY (212) 862-3680 chapterone@qodeinteractive.com
Free shipping
for orders over 50%
Optimized with PageSpeed Ninja